lunes, 14 de junio de 2010

Menú del día




Empezamos con el partido europeo de Lannoy. Bueno, partido en la tónica del Mundial. Ya sabéis todos que no me apasiona el francés, pero hoy no ha tenido su día. Está bien amonestar a alguien, además de hacer público el porqué, por cometer tres faltas seguidas. Pero estaría mejor si las entradas feas también se castigaran. Se está criticando mucho a Marco por sacar una roja rigurosa, pero en cambio no se critica cuando se perdonan. Vampos a ser justos, que los ingleses os creéis que para que tenga que sacar una roja hay que romper la pierna al rival. Lannoy se ha demostrado como un árbitro que sí, puede ser bueno, pero no está al máximo nivel que requiere un Mundial. Con suerte seguirá los pasos de Poulat en 2006: dos partidos y para casa.

Menudo tostón el Japón-Camerún, dirigido por el portugués Benquerença. Bueno, un arbitraje sin fisuras, sin demasiado que comentar, pero con muchísimas faltas. No pasaba un minuto en que Olegário no estuviera sin pitar. Se me hace raro con tantas faltas que no haya más amonestaciones. Si los contactos son mínimos, no las pites, y si son lo suficiente, un jugador que comete tres o cuatro debe ser amonestado. Aun así, buena actuación, así como la de sus asistentes.

De mexicano a mexicano y tiro porque me toca. Archundia (foto) ha dirigido con veteranía pero lamento decir que es el Archundia del torneo mexicano, no es el que brilló en 2006. Me gusta su estilo, su jerarquía en el campo, su tranquilidad, pero no se puede obviar que, por ejemplo, Camoranesi, ha jugado de gratis debido a la complacencia de Archundia. Le debería haber sacado una roja directa por un pisotón, pero es que además podría haberle sacado la segunda amarilla por una entrada por detrás. Los dos mexicanos son extremos, deberían haber intercambiado las designaciones, este partido era más para el estilo de Marco. Que en un partido haya muchas o pocas amarillas no tiene nada que ver con que esté más o menos controlado. Para mí hoy se ha convertido en un árbitro cómodo. Esperemos que en su siguiente partide nos deleite con sus habituales actuaciones.

Otro apunte, acabo de leer que, en los primeros ocho partidos del Mundial, el árbitro con mayor puntuación por parte de FIFA es Héctor Baldassi, el argentino. Bien por él, será capaz de arrebatarle el número uno al uruguayo Larrionda? Pasará por encima de los tres veces mundialistas Ruiz y Simon?