sábado, 20 de septiembre de 2008

Damir Skomina


Vamos ahora a hablar de un país que no ha destacado nunca en lo futbolístico ni en lo arbitral: Eslovenia. Sin embargo, después de que Darko Ceferin se haya atascado en la categoría premier, ha surgido una gran opción para reflotar el nombre del arbitraje esloveno a nivel internacional, se trata de Damir Skomina. Tiene 32 años y es internacional desde 2003. Por el momento no ha estado en ninguna Copa del Mundo juvenil, nunca entenderé cómo pueden seleccionar para una Copa del Mundo sub-17 a árbitros como Bertrand Layec, que precisamente no es un joven talento, y dejar fuera a gente como Skomina. Pero bueno, seguro que en estos próximos dos años algún torneo de este tipo le cae. Este verano ha estado en los Juegos Olímpicos de Pekín, donde llegó a dirigir uno de los cuartos de final. Todavía no ha hecho su debut en un partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones, sí en cambio en las rondas previas. Su primer partido de la fase de grupos de la UEFA fue en la temporada 2006/2007. No fue su único en esa temporada, ya que arbitró unos dieciseisavos de final. Igualó esa marca en la pasada temporada, uno de grupos y unos dieciseisavos. Su máximo logro, a parte de los Juegos Olímpicos, ha sido dirigir la final del Europeo sub-21 de 2007. Cuando lo he visto arbitrar me ha recordado mucho al estilo de Lubos Michel, un arbitraje sin caras, sin demasiados gestos, sereno, etc. Yo creo que del grupo de árbitros jóvenes preseleccionados es uno de los que dará más que hablar, o eso espero. Ya fue seleccionado como cuarto árbitro en la pasada Eurocopa, cosa que dice mucho en su favor. Pese a que tiene un futuro prometedor, creo que no va a ir a Sudáfrica, demasiado joven.