domingo, 14 de septiembre de 2008

Martín Vázquez


Último árbitro sudamericano, también uruguayo, él es Martín Vázquez. Tiene 39 años y es internacional desde 2001. Claramente por detrás de Larrionda, y parece que cada vez va a más Roberto Silvera, pero de momento es el número dos. Hasta el momento Vázquez no ha sido convocado para ninguna Copa Mundial sub, ni para ninguna Copa América. Sólo ha participado en los Juegos Olímpicos de Pekín. La CONMEBOL puede estar contenta, dos de sus árbitros dirigieron las semifinales del torneo, uno de ellos fue Martín Vázquez, en el Argentina-Brasil. Expulsó a dos jugadores brasileños con roja directa. En ese partido yo le vi bastante descentrado, no sé si por el intercomunicador, que cada dos por tres se lo estaba tocando, o porque el partido le vino grande. Los jugadores le protestaron muchísimo, pero bueno, su arbitraje no influyó en el marcador. Yo creo que lo único que puede demostrar en estos dos años es que es una buena segunda opción, pero siempre por detrás de Larrionda. Así que podemos prácticamente asegurar que no estará en Sudáfrica. De momento se tendrá que centrar en las eliminatorias mundialistas y en la Copa Libertadores, donde este último año ya dirigió unos octavos de final y una semifinal. Aprovecho que es la última entrada CONMEBOL, para comentar los tres países de esa zona que se han quedado sin representación en la lista: Bolivia, Perú, Venezuela y Ecuador. La historia reciente del arbitraje boliviano tiene un nombre: René Ortubé. Copas Américas, Mundial de Korea&Japón, Copa Libertadores, etc. No llega por edad, un histórico que le tendrá que ceder el turno a Óscar Maldonado, Joaquín Antequera, y a los demás jóvenes árbitros bolivianos. Víctor Rivera, número uno de Perú, está lejos del top 5 de la zona, es un buen árbitro, ya lo demostró en la última Copa América, pero con eso no es suficiente. Desde Alberto Tejada Noriega en Francia 1998 ningún peruano se ha vuelto a colocar en la élite mundial. Los jóvenes tendrán trabajo para colocar el arbitraje peruano a primera fila. Venezuela tiene una lista internacional muy joven y poco consolidada. Me atrevería a decir que es el país con menos fuerza, por lo que se refiere a arbitraje, de la CONMEBOL. Candelario Andarcia asistió a la última Copa América porque precisamente se disputaba en Venezuela. Eso sí, parece que tiene un buen futuro garantizado con Juan Soto, presente en uno de los últimos RAP de Sudamérica, Giovanni Perluzzo, José Argote, etc. Similar a lo de Venezuela le ocurre a Ecuador. El último número uno claro ecuatoriano ha sido Byron Moreno, se retiró antes de tiempo por culpa de aquel partido de octavos de final entre Korea e Italia en el Mundial 2002. Su actuación fue más que polémica y decidió colgar el silbato. Se intentó poner a otro veterano como número uno, que siempre había sido el segundón, Mauricio Reinoso, pero en la última Copa América se vieron sus carencias, entre ellas su flojo estado físico. Fue recompensado con el tercer y cuarto puesto y ni ahi acertó con la expulsión de un jugador uruguayo por supuesta agresión. Está claro que el futuro del arbitraje ecuatoriano está en la mano de los jóvenes: Carlos Vera, Samuel Haro, Alfredo Intriago y alguno más. Son muy jóvenes, con lo cual necesitan un tiempo para consolidarse. De los tres he visto a Carlos Vera en varios partidos de la Liga Ecuatoriana y me pareció muy buen árbitro, con personalidad y decisión.

5 comentarios:

César dijo...

¿Y Ecuador?

Nacho dijo...

Cierto, me lo he olvidado, ahora lo edito, gracias!

condor dijo...

antes de andarcia en venezuela estaba luis solórzano, que ganó cierto respeto dentro de la conmebol

Nacho dijo...

Sí, Solórzano participó en la Copa América de 1999 y 2001, luego dejó paso a Gustavo Brand en 2004.

Gracias!

Sergio dijo...

Creo que este arbitro ahora se gano el odio de todos los Chilenos, nunca había visto a una persona tan desequilibrada como este personaje, realmente una verguenza, no debiera arbitrar ni un partido de niños de 5 años, capaz que los expulse a todos!!!
Es imposible que alguien considere tener que poner amarilla a alguien que le comenta que la pelota está desinflada.
Vamos Chile, como se nota que queria hacerle un favor a su país.