miércoles, 10 de septiembre de 2008

Marco Rodríguez


Seguimos en México, ahora le toca el turno más que a una persona yo diría a un personaje. Él es Marco Rodríguez, árbitro (casi un sargento), predicador, también conocido como chiquimarco y todo un espectáculo. Tiene 34 años y muy pocos pueden decir que con tan corta edad ya ha participado en un Mundial. Es internacional desde 1999. Rodríguez y Archundia son los árbitros de más confianza para la Femexfut. Marco ha tenido la suerte de ser designado en dos Copas Mundiales sub-17: 2003 y 2005. La primera se disputó en Finlandia, y para ser el primer torneo del mexicano, ya dirigió una de las semifinales. Dos años más tarde, esta vez en Perú, Marco se tuvo que conformar con dirigir unos cuartos de final, no está nada mal. En 2004 fue invitado por la CONMEBOL a participar en la Copa América. Arbitró una semifinal, la otra fue para Gilberto Hidalgo, de Perú. No asistió a la Copa Mundial sub-20 Holanda 2005 porque un miembro de la terna no pasó las pruebas físicas. En 2007 dirigió su primera final internacional en el Mundial de Clubes en Japón. Ha participado en 2005 y 2007 en la Copa Oro, pero en ninguna de las dos ediciones ha pasado de dirigir partidos de la primera fase. Vayamos a su aparición mundialista. Entró de rebote, pero para entrar hay que estar ahi. Inicialmente estaba en el grupo de soporte y desarrollo, pero la lesión y posterior exclusión del Mundial del guatemalteco Carlos Batres le abrió las puertas de Alemania. También el jamaicano Peter Prendergast se lesionó y no acudió a la cita, pero la FIFA decidió no reemplazarlo por otro árbitro. Arbitró dos partidos de la fase de grupos. Tiene fama de ser tarjetero y de ser muy estricto, eso sí, tiene una condición física envidiable. Está siempre pegado a las jugadas y hay que verlo en los tramos finales de los partidos donde corre más que los propios jugadores. De los países donde hay dos preseleccionados, el caso de México será uno de los más complicados. ¿Qué elegir? veteranía, serenidad, invisibilidad o juventud, temperamento, autoritarismo. Vaya dos años que le esperan.

1 comentario:

Young_Referee dijo...

Se da un aire a muñiz fernandez por el pelo, no? xD