lunes, 21 de abril de 2008

Cambios en las listas de internacionales

*Foto cortesía de www.ventiunocerodos.net



El arbitraje español está de enhorabuena, recientemente dos parejas nuestras han ascendido de categoría: Los canarios Ángel Luis Sabroso Ramírez y Óscar Raluy López han aprovado un curso en Hungría que les permite escalar hasta el máximo nivel del arbitraje mundial, han obtenido la categoría IHF. Estos jóvenes árbitros que militan en la Liga ASOBAL, han ocupado el hueco que dejó la pareja formada por la gallega Mª Cristina Fernández Piñeiro y el madrileño Enrique Ríos Martín (antes que él, formaba pareja con Cristina Ángel Pablo Permuy Villanueva). Enrique Ríos sigue en activo, aunque sin pareja fija, por lo que no conserva el rango de internacional. Hay tres opciones: que suban a alguien de División de Honor "B" para que haga pareja con él, que siga sin pareja fija (que lo dudo, porque todo el mundo la tiene, y salvo lesiones o renuncias, siempre pitan juntos) o que descienda de categoría, pero que la pasada temporada fuera internacional IHF y en una temporada pierda la categoría...no es muy lógico. Aunque si lo bajan podría retirarse definitivamente. Raluy y Sabroso se suman a Vicenç Breto-Tono Huelin y Gregorio Muro-Alfonso Rodríguez Murcia, las otras dos parejas IHF españolas.

La otra pareja que ha ascendido es una pareja catalana, la formada por Andreu Marín Lorente y Nacho García Serradilla. Esta, sin embargo, empieza su andadura internacional en categoría EHF. Actualmente dirigen en División de Honor "B" y Liga A.B.F, la situación no nos sorprende si tenemos en cuenta que otra pareja de D.H.B también es internacional EHF: Ion Bustamante López y Fermín Pascualena Zabalza, ambos de Navarra. La otra pareja EHF, esta sí, milita en ASOBAL y es la formada por Antonio Martín Franco, de Castilla y León y José Ignacio Monroy Rodríguez, Cántabro. Desconozco si las dos parejas de D.H.B serán promocionadas para que asciendan la temporada que viene a ASOBAL, si se supone que los mejores árbitros deben de estar en la máxima categoría. Aunque quizá el GRTP (Global Referre Training Programme) ya escoja expresamente árbitros jóvenes de categorías inferiores que han superado con éxito el programa de árbitros jóvenes de la IHF y EHF. Suerte a las dos parejas en su camino nacional e internacional.

3 comentarios:

César dijo...

Nacho, por tu culpa cada vez me va interesando más el arbitraje de otros deportes.

Por lo que he leído, entiendo que en el balonmano existen dos categorías de internacionales (EHF e IHF). ¿Podrías explicarnos un poco más eso?

Muchas gracias.

Nacho dijo...

Pues encantado de ser el culpable. Sí, hay dos categorías: EHF (continental) y IHF. Sólo los IHF pueden participar en mundiales, olimpiadas, clasificatorios para los mundiales, y demás torneos de máxima élite. Dentro de los EHF hay cuatro categorías:

Nivel 1--> Programa de jóvenes árbitros de la EHF (entre 18-24 años).

Nivel 2--> Árbitros EHF

Nivel 3--> "Perspective referees"

Nivel 4--> "Top referees"

Hay algunos detalles más dentro de cada nivel pero para simplificar, la estructura sería ésta. Decir que la edad de retirada obligatoria para el árbitro internacional de balonmano es de 50 años.

Gracias por interesarte en el tema!

Ángel Sabroso dijo...

Nacho, está explicado a la perfección.

Destacar la forma de trabajar que tienen muchas federaciones nacionales europeas con respecto al apartado arbitral. Tienen a varias parejas de árbitros muy jóvenes incluidas en programas de trabajo de la EHF, y ello no quiere decir que arbitren la máxima categoría de su liga nacional.

Óscar y yo tuvimos la suerte de ser incluidos en ese programa en el año 2002. Te dan la oportunidad de arbitrar un torneo o campeonato específico -el nuestro fue un mundial escolar en Tesalónica- y según el criterio de los observadores internacionales te incluyen en el programa o no. En nuestro caso arbitramos aquella final entre Croacia y Hungría y a partir de ahí empezamos a arbitrar distintos niveles, peldaño a peldaño, en competiciones europeas. Aún no arbitrábamos ASOBAL y eso costó que se entendiera un poco en España, pero otros países llevan muchos años trabajando así.

Un saludo