sábado, 22 de agosto de 2009

Intercomunicadores y parejas mixtas


No sólo existe la tecnología aplicada al mundo del fútbol y de sus árbitros, aunque algunas decisiones por ejemplo de UEFA, me hacen replantear si entienden la palabra evolución. Bien, desde hace varios años el sistema de comunicación alias "pinganillo" está presente en nuestro fútbol profesional. Creo que la única opinión negativa a nivel público hacia este aparato fue la de Herbert Fandel. Pregunto: ¿alguien le ha visto con pinganillo? Se negó a utilizarlo en la final de la Liga de Campeones de 2007. Yo siempre he creído que ha sido un acierto enorme, un campo de fútbol es enorme y, gracias al pinganillo, parece que tengas a todo tu equipo cerca. Incluso a nivel psicológico, como pudimos ver en el documental de Pérez Lasa.

Me gustaría hablar ahora de su implementación en el balonmano. Uno puede pensar que no es necesario o que es una "pijada". El arbitraje de balonmano requiere de una compenetración con tu pareja brutal. Públicamente no se nota, pero una pareja arbitral está plenamente en contacto pese a estar uno al lado de la portería y otro en el centro del campo, el lenguaje corporal, la comunicación no verbal propia de cada pareja, son mecanismos de trabajo que hacen que las parejas arbitrales sean únicas. Para que os hagáis una idea, mientras cada árbitro está controlando su zona de influencia, debemos comunicarnos cosas como: advertencia de juego pasivo, dorsal del jugador amonestado, los cambios de posición, además de cualquier otra situación puntual. Cada pareja tiene su manera de decirse las cosas en la pista pero, si tenemos tecnología, por qué no la usamos? El árbitro de fútbol es el que decide, tiene cierta independencia de los asistentes, él pita y salvo que sea claro, nadie le va a rectificar. En balonmano se puede dar el caso de que en la misma jugada un árbitro sancione golpe franco y descalificación y el otro siete metros y exclusión. Si cabe, requiere de un aporte técnico mayor que el fútbol. Digamos que hay razones para usar el pinganillo.

La primera vez que se probó fue durante el curso GRTP de Granollers 2008. Evidentemente como prueba que era, seguramente no fue todo lo satisfactorio que se pensaba. Os cuento mi opinión personal respecto a ellos. Cuando uno está acostumado a que el único sonido es el de su silbato, de repente resulta raro tanto alboroto. Se probó con tres intercomunicadores, dos para los árbitros y uno para el informador, que estaba en la mesa de cronometradores. En nuestro caso nos tocó compartirlo con Tono Huelin. De repente me escuchaba a mí, a mi silbato, a mi compañero y a ciertos comentarios de Tono. A nivel de concentración, por lo que a mi respecta, me mermó bastante. De hecho al terminar, nos comentó que lo que se estaba examinando es la comunicación de pareja y el hecho de arbitrar bajo presión. El tema del silbato era bastante incómodo, pero creo que vi un video en Youtube donde se hablaba sobre el pinganillo, concretamente aparecía Tom Henning Ovrebo, y se comentaba que se había conseguido filtrar el sonido del silbato. A parte de eso, una gozada por lo que se refiere a saber cómo está el compañero, hablar sobre si debemos actuar disciplinariamente en banquillos, juego pasivo, dorsales, todo mucho más ágil. Otro inconveniente que le vi fue la colocación de la petaca, que se sitúa en el brazo, como los comunicadores que vibran cuando el asistente pulsa el botón, la colocación es exactamente la misma. Dado que un árbitro de balonmano está constantemente gesticulando, encontré incómodo que fuera en el brazo, hubiera preferido en la cintura, como en el fútbol. A qué me refiero con presión? A esto: sabes que te están observando, que incluso te están escuchando, hubo una acción que yo sancioné con amonestación y de repente oigo a Tono: "era exclusión clara". Vaya...pero todo tiene su explicación, independientemente de si la sanción era correcta, que no lo era, era dar una vuelta de tuerca y valorar como nos afectaba ese tipo de información, saber cómo te repones a esos comentarios, si ayudan o te perjudican.

En definitiva terminamos con una experiencia más, con la cabeza como un bombo y con Tono bromeando sobre algunos comentarios nuestros. Esos intercomunicadores fueron usados en el Mundial de Croacia 2009, a tres bandas (árbitros-delegado IHF). En el reciente Mundial junior de Egipto, en cambio, sólo lo han utilizado los dos árbitros.



Por lo que respecta al tema de parejas mixtas, ya dije todo lo que tenía que decir en una entrada anterior, sin embargo me gustaría aportar el comentario directo de un árbitro que lo vivió en primera persona, se trata del árbitro islandés Ingvar Gudjonsson. Le pregunté por su experiencia y me comentó que en general había salido bien, aunque les tocó un partido bastante fácil. También realza la figura de su compañero alemán. Añade que a pesar que fue una buena experiencia, no le gusta demasiado la idea. Señala que el conocer a tu pareja te es fundamental y que en determinadas situaciones te tienes que apoyar en ella, tanto dentro de la cancha con determinadas decisiones, como fuera. Destaca la unidad que hay que tener para llegar al éxito, una pareja arbitral debe ser un equipo, y ellos lo son. Una pareja tarda en consolidarse mucho tiempo, años, muchos partidos, pero las ventajas que conlleva una buena compenetración se notan dentro de la pista, fundamental conocerse bien para triunfar en el arbitraje de balonmano.


En la primera foto, el emiratounidense Omar Al-Marzouqi, debajo, a la izquierda Ingvar Gudjonsson y a la derecha Sebastian Wützler.

4 comentarios:

Ángel Sabroso dijo...

Hola amigos.

Me parece muy interesante el post. Enhorabuena al administrador. En relación al "pinganillo", headset es como se está denominando en el mundillo internacional del balonmano, la semana pasada en Bad Urach tuvimos la oportunidad de escuchar una charla sobre su funcionamiento y características ofrecida por el miembro de la PRC de la IHF, Rolan Brürgi.
La verdad es que fue muy interesante. Tal y como comentas, desde las primeras pruebas realzadas se ha ido evolucionando hacia un sistema de comunicación casi exclusivo para los dos árbitros. Éste podría haber sido uno de los temores principales de los equipos, pues tener en la mesa a alguien que desde fuera esté continuamente aportando información a los árbitros, podría ser complicado. Por eso me pareció un acierto el cambio introducido por la IHF en el mundial de Croacia, y segú la charla ofrecida, esa es la línea que se va a mantener por parte de la IHF. La idea es que el delegado tenga la posibilidad de hablar, pero sólo lo hará en caso realmente necesario, para apoyar y ayudar a los árbitros cuando éstos lo requieran.
Me parece que la intención aquí en España es empezar a introducirlo también, poco a poco claro, pero me parece una muy buena noticia.
En cuanto a los requerimientos técnicos, hay dos posibilidades para los árbitros. Una de ellas es utilizar el genérico, que se adapta a todos los oídos, y la otra es que cada pareja adquiera el auricular y se le adapta el micro genérico. No he probado ninguno, pero si lo hago ya les contaré mi impresión.
Un saludo.

Nacho dijo...

Ángel, agradezco tu aportación y tu información de primera mano, y también aprovecho para felicitaros por la designación de la Supercopa, suerte!!

SEBA (ARG) dijo...

Ángel y Nacho, les cuento mi experiencia en primera persona, el Head Set es único, es muy cómodo para relacionarte con tu compañero y para unificar aún más los criterios entre jugada y jugada... ayuda a concentrarse, a encontrar las situaciones de conflicto, a comunicarse para todas las tonterías que además ocurren en un partido, la verdad, con Julián, creemos que cambia y revoluciona (positivamente) el arbitraje de handball y que va a cambiar la forma de controlar un partido, todo es más sencillo. Ahora bien, nosotros lo usamos en Egipto y encontrar el punto justo llevo unos dos partidos, al principio nosotros hablamos de más, después de menos y con el correr de los partidos fuimos encontrando la forma que mejor nos resultó, hablar en todos los ataques pero de cuestiones puntuales y no de cualquier cosa...

Con respecto a los auriculares, el personalizado es comodísimo, el genérico (que uso Julián porque nunca llegó el suyo) molesta un poco y cada tanto se sale de la oreja, pero igualmente no es imposible de usar...

Ángel, felicitaciones por China y muchos éxitos...

PD: con respecto a las parejas mixtas, me guardo la opinión, pero no es positiva, es muy difícil trabajar mucho con una persona para después dirigir con otro... pero bueno, esperemos que no siga el proyecto...

Arturo dijo...

Hola! No conocía el blog, me parece interesante y sobretodo positivo que haya un blog para poder hablar de situaciones e intercambiar opiniones sobre el arbitraje. En concreto, la noticia que habla sobre los pinganillos, ya que estoy intentando encontrar las características de los pinganillos utilizados para poder aplicarlas a mi deporte. Soy árbitro de natación. ¿Podrías aconsejarme sobre esto?