martes, 22 de noviembre de 2011

Italia


Se nota mucho que estoy dejando Alemania para el final? En Italia las cosas han cambiado. Uno de los tres mejores árbitros del mundo se retiró después del Mundial de Sudáfrica, el excelente Roberto Rosetti. Ahora está ejerciendo como jefe del departamento arbitral de la Federación Rusa, un objetivo ambicioso. Recordad que en 2018 se va a celebrar el Mundial ahí, así que debería de haber un árbitro local. Lo habrá ya en esta Eurocopa? Lo veremos. Nicola Rizzoli es, con claridad, el número uno del país actualmente. Rocchi subió para rellenar hueco y con la marcha de Rosetti se ha tenido que quedar, y le ha ido bien, puesto que está teniendo buena temporada. Aun así, nunca ha sido rival para Rizzoli (foto), quien tiene su presencia en Ucrania y Polonia sellada y alguna otra final cerca. Dentro de poco nos dirá adiós para participar en su primer torneo FIFA: el Mundial de Clubes.

Por detrás, la opción más próxima es la de Paolo Tagliavento, que en verano arbitró la final de la EURO sub-21. Esta temporada ya ha dirigido un par de partidos de Champions pese a estar posicionado en la categoría Elite Development. Dará el salto en breve, no hay duda alguna. De los demás árbitros parece que definitivamente se ha quedado rezagado De Marco y Bergonzi es mayor para ir demasiado arriba. Mazzoleni, Orsato y Valeri están luchando por abrir hueco e ir escalando. También está teniendo problemas Italia para renovar su plantilla, que flojea por debajo de Elite Development. Cuando ascienda Tagliavento a Elite, habrá que hacer nuevos planteamientos.

2 comentarios:

César dijo...

Todos de acuerdo en que Rizzoli pitará la final de Champions este año, ¿no?

Niclas E dijo...

Espero que Rizzoli sea el árbitro en München. Quizás va a haber una otra sorprese, Cakir? Claro, está en su primero año en Elite, pero es UEFA...no podemos estar seguro del un nombre.