viernes, 5 de junio de 2009

Cambios en la Copa Confederaciones


Según he leído en la web Árbitros de Costa Rica la lista arbitral de la Copa Confederaciones va a sufrir varios cambios, alguno de ellos importante:


CONCACAF

Árbitro: Carlos Batres (Guatemala, Fuera) - Armando Archundia (México, Dentro)

Nuevos asistentes: Marvin Torrentera (México) y Héctor Vergara (Canadá)


CONMEBOL

Árbitro: Carlos Amarilla (Paraguay, Fuera) - Pablo Pozo (Chile, Dentro, foto)

Nuevos asistentes: Patricio Basualto y Francisco Mondria (Chile)



Vaya decepción se habrán llevado los dos pesos pesados de Conmebol, qué coincidencia, los dos paraguayos: Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol y Carlos Alarcón, presidente del comité de árbitros de la Conmebol. Llevaba mucho tiempo pasado de peso, y finalmente se ha llevado el batacazo, no ha superado las pruebas físicas. Supongo que es una cosa que tendrán en cuenta para la nómina de árbitros definitiva en Sudáfrica 2010, aunque el peso de los dos anteriormente citados, seguramente "convencerán" a FIFA. Ha dirigido las últimas dos finales de la Copa América, cosa que siempre me ha parecido exagerado. No hizo un buen Mundial en Alemania pero sigue en camino de participar en el de Sudáfrica. Su sustituto, uno que mostró un buen nivel en los Juegos Olímpicos y es un buen candidato para representar a la Conmebol en Sudáfrica.

El otro desestimado es el guatemalteco Batres, muy buen árbitro pero venido a menos. No estuvo en Alemania por lesión, y parece que no está del todo recuperado si no ha sido capaz de superar esta convocatoria. Debe de ser muy duro no estar en un Mundial por una lesión y fallar en las pruebas físicas de caras a otro Mundial. FIFA lo tiene muy claro con él, quiere que esté en Sudáfrica 2010. Para mí es uno de los candidatos por la Concacaf, pero ahora ya todo depende de él y de su rodilla. El sustituto, ninguna sorpresa, el mexicano Archundia. Un valor seguro para FIFA. Después de gustarme mucho en Alemania, he seguido un poco la Liga de México y me ha sorprendido su nivel, más bajo de lo habitual. Todavía seguirá la guerra entre él y Marco para representar a México y a la Concacaf en Sudáfrica. Si Batres no se recuperara, FIFA podría solventar la papeleta convocando a los dos mexicanos, y así menos problemas. Aunque ¿qué pasará con Joel Aguilar? Parece que todavía está a la espera, es joven.